El mundo del ‘caravaning’

Ni hoteles, ni alquileres de casas, ni restaurantes… Cada vez más gente decide optar por el ‘caravaning’, un concepto de vacaciones que gana adeptos en estos tiempos difíciles: por unos 100 euros al día podrás tener tu propia ‘casa-móvil’.

En España hay, nada menos, que unos 1.200 establecimientos dedicados al sector del camping y/o caravaning. Y es que, imagina unas vacaciones en las que cada mañana puedas ver un paisaje diferente. Alejado de aglomeraciones, marcando tu propio horario, tu propio ritmo… Si crees que lo tuyo puede ser el mundo de las casas con ruedas, ya te adelanto que en nuestro país hay un parque móvil de unas 30.000 autocaravanas. Por algo será.

La gran ventaja de esta manera de viajar es que todo se puede reducir a algo tan simple como buscar un sitio donde aparcar y ponerse a dormir. No tienes por qué hacer uso de un camping o una zona especialmente habilitada para estacionar (aunque hay quien lo prefiere). Y es que la Dirección General de Tráfico (DGT) denomina a la autocaravana como ‘vehículo-vivienda’. De esta manera, la ley te permite estacionarla en la vía pública para pernoctar, siempre y cuando no se desplieguen elementos de camping. Y ojo, porque para un agente, una ventanilla de bisagra elevada ya implicaría que estas acampado. Así que no se te pase por la cabeza lo de sacar las mesitas y desplegar el toldo en una zona que no esté habilitada para la acampada. Te puedes ganar una buena multa.

Como bien sabrás, esto de las casas con ruedas viene de lejos. Hay países como Alemania, Francia o Estados Unidos dónde existe, desde hace décadas, un fuerte movimiento asociacionista en lo que a autocaravanas se refiere. Se habilitan muchos lugares específicos para pernoctar, se organizan rutas u otras actividades grupales… En Francia, incluso, se puso en marcha una iniciativa en 2004 que consistía en que los granjeros o dueños de grandes extensiones de campo, permitieran a los autocaravanistas acampar en sus terrenos sin coste alguno. En España no existen tantas facilidades, aunque es cierto que es una actividad que está ganando adeptos a gran velocidad. Y es algo lógico. Cada vez más gente está descubriendo las grandes ventajas que supone esta opción vacacional.

Seguramente a estas alturas del reportaje te estarás preguntando: “Muy bien, pero… ¿es realmente una opción anticrisis?”. Pues depende de con qué lo compares. Y depende de lo que te quieras gastar.

En lo que se refiere a los precios de este tipo de vehículos, puedes hacerte con un autocaravana por unos 45.000 euros si te conformas con un modelo sencillo (también los hay más baratos). Ten en cuenta que estás comprando un auténtico mini-apartamento rodante. Y esto implica que vas a ahorrarte mucho dinero. Se acabaron los hoteles. Pero no ya eso, sino que se acabaron también los restaurantes. En comer y dormir es donde más se vacía nuestro bolsillo en vacaciones. Y lo mejor de todo es que, además, no tienes por qué gastarte un duro en campings, ya que, con tu autocaravana, tienes casi todo lo que estos establecimientos te ofrecen. De hecho, una de las eternas luchas de los usuarios de este tipo de vehículos siempre ha sido disponer de espacios habilitados exclusivamente para ellos en los campings sin tener que pagar la misma cuota que el resto de campistas. Es algo lógico, ya que los autocaravanistas apenas hacen uso de las instalaciones que ofrecen este tipo de recintos (corriente eléctrica, agua, complejo de restaurantes…) donde reinan los bungalows.

Pero sigo hablando de dinero. Es más que probable que lo último en lo que estés pensando sea en comprarte uno de estos bichos. Como suele pasar con casi todo, puedes alquilar tu propia casa-móvil, opción más que recomendable si eres novato y, sobre todo, si quieres pasar un fin de semana diferente por un módico precio. Hay muchas empresas en España que se dedican al alquiler de este tipo de vehículos. Los precios te sorprenderán. Por unos 100 euros al día puedes disfrutar del original pack casa+coche. Aunque los precios suelen depender de la época del año. En temporada alta se pueden disparar en torno a los 200 euros diarios (un modelo de gama media con cuatro plazas).

En este punto, ha llegado la hora de que eches un vistazo en internet a páginas de alquiler de autocaravanas y planees una escapadita con tu pareja o con toda la familia. En España hay centenares de lugares especializados en este tipo de turismo. Aunque, puestos a elegir, si eres un romántico yo me decantaría por algún bucólico escondite de alguna zona del norte de la península. Si lo tuyo es más el plan sol, brisa marina y sandía para toda la familia, preferirás algún camping de Cádiz o Málaga.

Una vez elegida la ciudad, infórmate de los recintos para acampar que hay en los alrededores o bien ponte en contacto con el ayuntamiento de la localidad y pregunta si tienen alguna zona habilitada donde puedas estacionar sin preocupaciones. Así que, vayas de camping o por libre, aventúrate a probar la experiencia de viajar sin límites y sin preocupaciones de precios ni horarios. La filosofía del caravaning implica precisamente eso: viajar libre. No lo pienses.

Fuente original: Autobild.

Artículos relacionados:

Deje un comentario