Sopuerta multará las acampadas ilegales con hasta 1.100 euros

Una ordenanza regulará esta actividad para proteger el entorno natural

Alterar el equilibrio ecológico o incluso provocar incendios fruto de imprudencias son algunos riesgos que entrañan las acampadas en plena naturaleza. En los últimos tiempos la Ertzaintza ha advertido que el entorno minero de los montes de Sopuerta está con frecuencia ocupado por campistas y por ello el Ayuntamiento ha decidido proteger los paisajes del municipio mediante una ordenanza que regule la instalación de tiendas de campaña o caravanas.

Los infractores se enfrentarán a fuertes sanciones. Para empezar, deberán pagar entre 50 y 150 euros. A la cantidad que corresponda se sumarán entre 150 y 300 si se deteriora el mobiliario urbano o se ensucia y de nuevo entre 150 y 300 euros en el supuesto de que se conecten a la red de agua potable y alumbrado público. Por tanto, vulnerar la ley puede costar hasta 1.100 euros por cabeza aplicando los criterios más rigurosos.

El pleno ha dado luz verde a la normativa, a la que se pueden presentar alegaciones hasta el 30 de septiembre. “Es un tema importante que hasta ahora estaba sin tocar y había que hacerlo. Hemos constatado la presencia de gente en el monte público de El Alisal, San Roque y las campas de Santa Ana, lugares que no reúnen las condiciones adecuadas para ello”, explicó el teniente de alcalde, Jaime Villanueva. El PNV también votó a favor. El portavoz jeltzale, Juan Carlos Hurtado, vaticina que “la medida será positiva, ya que últimamente había problemas en este aspecto”.

A partir de ahora quedará prohibido colocar tiendas de campaña en zonas que no hayan sido habilitadas a tal efecto. Tampoco se podrá pernoctar en espacios públicos ni en edificios que no dispongan de licencia de habitabilidad.

Caravanas, tres días

La ordenanza sí permite utilizar las autocaravanas como alojamiento. Eso sí, durante un máximo de tres días aunque cambien de ubicación y siempre que se estacionen en el espacio que estipulan las normas de tráfico, no ocasionen molestias a vecinos y conductores y no dejen huellas de su presencia: ni residuos, ni ropa, ni otros enseres.

En ocasiones excepcionales, como por ejemplo el festival de música Mendebala que se celebra en julio, el Ayuntamiento podrá autorizar las acampadas temporales, fijando, además, el lugar y las condiciones en las que se llevarán a cabo.

Fuente original: Deia.

Artículos relacionados:

Deje un comentario